Escuelas Comunitarias


Transformando escuelas públicas a Escuelas Comunitarias en todo Latinoamérica

Una Escuela Comunitaria es una escuela pública que comparte un compromiso con Glasswing, otros socios y su comunidad para ofrecerles a los estudiantes un ambiente seguro, de apoyo y estimulante en donde pueden aprender y sentir que pertenecen a ella. Es el centro de orgullo y actividad de la comunidad, ofreciéndoles a los niños y niñas oportunidades, modelos a seguir positivos, conocimientos críticos y esperanza por un mejor futuro. La Escuelas Comunitarias les enseñan a los estudiantes y sus padres a valorar la educación, mientras les inspira un sentido de servicio.


Ambiente seguro, saludable y estimulante

• Mejoras en infraestructura escolar y donaciones de equipo que permiten a los estudiantes asistir a clases en mejores condiciones.
• El acceso a computadoras y bibliotecas proporciona un ambiente de aprendizaje más atractivo para estudiantes y profesores.
• Nuestra presencia crea un espacio seguro para los niños y jóvenes, ayudándoles a desarrollar relaciones saludables con sus familias y compañeros y aumentando su autoestima.

Enriquecimiento académico

Nuestros programas están compuestos por una variedad de ofertas enfocadas en apoyar el currículo escolar e incluyen: computación, debate, discovery (ciencia), inglés, Glee (canto y baile), liderazgo y más.

Desarrollo de habilidades para la vida

Los jóvenes construyen habilidades que se ha demostrado son importantes para el éxito a largo plazo como liderazgo, prácticas restaurativas, desarrollo cognitivo, resolución de conflictos, resolución de problemas y preparación para el trabajo.

Comunidades integradas

• Maestros con más energías y positivos. Los maestros reciben capacitaciones y talleres dirigidos en cómo enfocar mejor la enseñanza y cómo empoderar a los estudiantes.
• Padres comprometidos. Los coordinadores escolares organizan reuniones para generar sesiones de diálogo entre padres. Ellos discuten cambios positivos en sus hijos y aprenden a valorar la educación.
• Estudiantes competitivos y más ambiciosos. Los jóvenes tienen la oportunidad de representar a sus escuelas en diferentes competencias regionales y nacionales y aprender a trabajar por objetivos.
• Cientos de voluntarios dedicados a la comunidad. Los padres, maestros, empleados de empresas y diferentes personas son capacitados y equipados para contribuir al crecimiento personal y profesional de los estudiantes, sirviendo como modelos positivos.


Transformar las escuelas públicas, empoderar a las comunidades y cambiar las vidas de los niños
    • Los estudiantes tienen 3 veces menos probabilidades de abandonar la escuela.
    • 92% de los niños y jóvenes reportaron mejoras en sus relaciones con sus compañeros y familiares.
    • 85% de los estudiantes reportan mejoras en sus calificaciones.
    • Ninguna de las niñas matriculadas en nuestro Club de Niñas quedó embarazada en 2015.
    • 000 voluntarios movilizados