Respuesta de emergencia ante COVID-19

Cuando ocurre un desastre, los más vulnerables entre nosotros son los más afectados. Glasswing International entiende esto profundamente. Es por eso que, a raíz de la pandemia de COVID-19, nos comprometemos a proporcionar a las comunidades con las que trabajamos un apoyo esencial para la crisis, así como servicios a mediano y largo plazo para mitigar los impactos físicos, mentales y económicos de este virus.

Al contar con una presencia confiable en algunas de las comunidades más marginadas de Nueva York y de toda Centroamérica, Glasswing está en una posición única para responder, de manera rápida y efectiva, a esta emergencia global.

A través de nuestra red de socios (empresas locales y multinacionales, fundaciones, ONG, hospitales y clínicas, ministerios de educación y salud y líderes comunitarios), Glasswing ha podido movilizar recursos para proporcionar ayuda humanitaria que apoye las necesidades físicas y socioemocionales de las poblaciones vulnerables.

Nuestro plan se desarrolla día a día e incluye lo siguiente:

  • Transferir nuestras metodologías a plataformas virtuales y proporcionar una gama de servicios educativos y de soporte en línea para nuestros beneficiarios en todo el mundo.
  • Brindar servicios de respuesta a través de nuestros trabajadores de salud en campo.
  • Concientizar sobre las mejores prácticas y servicios de apoyo para nuestros trabajadores de salud, líderes locales y miembros de la comunidad.
  • Adquirir y donar suministros de limpieza para centros de salud e instituciones que sirven a las personas más expuestas, equipo de protección para trabajadores de salud; equipo respiratorio y suministros para hospitales, clínicas y hogares de ancianos; kits de higiene personal y suministros de limpieza para disminuir los riesgos potenciales para la salud, alimentos no perecederos para reducir la inseguridad alimentaria y guías y materiales para promover la salud mental positiva y suministros para hospitales, clínicas y hogares de ancianos.

 

Programas desarrollados durante COVID-19

En este momento de inmenso estrés e incertidumbre, trabajamos incansablemente para apoyar a nuestras comunidades.

En la ciudad de Nueva York, estamos presenciando de primera mano cómo los impactos en la salud, económicos y sociales de esta pandemia moldearán profundamente las vidas y las experiencias educativas de las comunidades de migrantes, especialmente de los niños, durante mucho tiempo después de que la crisis de salud pública se desvanezca. Con la brecha educativa que se amplía cada día, nuestro trabajo en poblaciones marginadas continúa enfocándose en estas desigualdades. Nuestros esfuerzos para atenderlos incluyen:

  • Utilizar plataformas virtuales para nuestros programas extracurriculares mientras continuamos brindando a nuestros estudiantes actividades educativas y enriquecedoras en la ciudad de Nueva York.
  • Integrar prácticas de mindfulness (atención plena) y prácticas de autocuidado en nuestros programas de alfabetización en inglés y en círculos restaurativos para padres/ cuidadores.
  • Aprovechar los recursos donados (tablets, latpops y dispositivos con wifi) con las escuelas para garantizar que todos los estudiantes tengan acceso al aprendizaje remoto y se mantengan activos.
  • Brindar sesiones virtuales de desarrollo profesional, que incluyen temas como: primeros auxilios psicológicos, autocuidado y atención plena y justicia restaurativa para el personal escolar y los maestros

En toda Centroamérica, México y República Dominicana, la pandemia está agregando una gran presión sobre la infraestructura de salud pública ya débil. La cuarentena y la suspensión de la actividad económica no esencial ha agravado las dificultades que enfrentan millones, ya que muchos dependen de la economía informal para generar un ingreso básico de subsistencia. Como resultado, nuestra respuesta incluye:

  • Brindar apoyo académico y tutoría a los estudiantes en nuestras escuelas comunitarias a través de plataformas en línea desarrolladas por los ministerios de educación y complementadas por otras herramientas educativas como EDMODO (El Salvador) y UNESCO (Guatemala).
  • Movilizar al personal local y voluntarios para brindar apoyo educativo y tutoría mientras los niños reciben educación en el hogar.
  • Organizar talleres virtuales sobre temas que incluyen: atención plena y técnicas de salud mental para fomentar el bienestar emocional, aprendizaje colectivo para educadores voluntarios y habilidades de liderazgo para administradores escolares.
  • Recaudar fondos para adquirir y donar artículos de limpieza para establecimientos de salud e instituciones que atienden a las personas más expuestas, equipo de protección para trabajadores de la salud, así como equipo respiratorio y suministros para hospitales, clínicas y hogares de ancianos.
  • Brindar apoyo psicológico a profesionales salud en primera línea y a las personas en aislamiento, incluidos los que están en cuarentena.

 

Mensaje de nuestra fundadora