Compromiso comunitario


El voluntariado, además de darle un valor agregado a nuestros programas, le permite a cada individuo reconocer su propio potencial en hacer cambios positivos en sus comunidades. Padres de familia, maestros, estudiantes y otros miembros de la comunidad son voluntarios en nuestras revitalizaciones para remodelar y rehabilitar espacios públicos como parques, bibliotecas, guarderías, centros de salud, escuelas públicas, entre otros. Asimismo, se convierten en modelos a seguir y son los líderes que encabezan nuestros Clubes Extracurriculares. Nuestros programas de voluntariado fomentan la confianza, refuerzan la comunicación, construyen resiliencia y generan un mayor sentido de esperanza dentro de las comunidades. A la fecha, hemos logrado movilizar a más de 98,000 personas en 17 países. Gracias a nuestras iniciativas de voluntariado, también implementamos programas que entrenan y equipan a los miembros de la comunidad con las herramientas y habilidades necesarias para prosperar; ya sea mediante el desarrollo de la fuerza de trabajo, entrenamiento nutricional o capacitaciones para padres y maestros. Así, se anima a las personas a que desempeñen papeles proactivos en la construcción de un camino más positivo para ellos y sus comunidades.