Nuestros programas



Educación

La pobreza y la violencia extrema obstaculizan el acceso a una educación de calidad, así como a otros servicios básicos y oportunidades. Estas se ven agravadas por las escuelas públicas con pocos recursos, con infraestructura inadecuada, hacinamiento y muchas preocupaciones de seguridad. Invertimos en escuelas públicas de toda la región, a través de iniciativas que incluyen programas extracurriculares, comités de salud mental, prácticas restaurativas, atención plena y reconstrucciones de centros escolares. Proporcionamos a los niños de las comunidades oportunidades que les permiten permanecer en la escuela y lejos de la violencia. Nuestro objetivo es crear entornos seguros, saludables, dinámicos y estimulantes que respondan a los intereses de los estudiantes (es decir, deportes, artes, académicos, liderazgo y servicio, ciencia y tecnología) y desarrollen habilidades básicas para la vida en la niñez y juventud. Estos programas también integran y empoderan a las comunidades, fortaleciendo el tejido social mediante la movilización de estudiantes, maestros, padres y voluntarios, así como socios.


Salud

Latinoamérica alberga no solo tasas extremas de violencia, pobreza y trauma, sino también dramáticas disparidades de género, altas tasas de embarazo adolescente y acceso limitado a servicios de atención médica que, a menudo, son de baja calidad. En Glasswing, creemos que todos tenemos el potencial de mejorar los resultados de salud pública de nuestras comunidades. Invertimos en salud en toda la región para mejorar la calidad de la atención médica en clínicas, hospitales y comunidades y proporcionamos a niños, jóvenes y adultos servicios que mejorarán su salud física, mental y emocional. Implementamos Clubes de Niñas, con el objetivo de cambiar paradigmas de género, desarrollar la confianza de niñas y mujeres jóvenes y otras habilidades sociales clave como brindar educación integral en salud reproductiva y desarrollar sus capacidades financieras y empresariales. También nos asociamos con empresas locales, gobierno y comunidades para mejorar la calidad de los servicios materno-infantiles, nutricionales y de salud comunitaria en las áreas rurales. Capacitamos a profesionales de la salud y personal de primera respuesta en soporte vital básico y avanzado, así como atención basada en el trauma. Asimismo, implementamos Sanando Heridas, un programa de prevención de la violencia en el hospital, cuyo objetivo es romper el ciclo de la violencia educando a los sobrevivientes de algún hecho violento sobre las consecuencias fisiológicas y emocionales del trauma, proporcionándoles herramientas para manejarlas.


Empleabilidad y Emprendimiento

Debido a la tasa relativamente baja de crecimiento económico en la región en la última década, las oportunidades de empleo son escasas y la generación de ingresos es difícil, especialmente para los jóvenes entre las edades de 16 a 29 años. Como resultado, se estima que uno de cuatro jóvenes no estudian ni trabajan. Esta falta de oportunidades económicas, junto a las tasas extremas de violencia, extorsión y la consiguiente falta de movilidad, hace que miles de jóvenes sean desplazados de sus comunidades y forzados a emigrar. Los programas de desarrollo de fuerza de trabajo desarrollan las habilidades para la vida de los jóvenes y mejoran su empleabilidad, preparándolos mejor para integrarse a la economía formal. A través de nuestros programas Jóvenes Constructores, Mujeres con Futuro y Jóvenes Emprendedores Sociales, trabajamos con la juventud para que crea en su propio potencial, a través de la re integración al sistema escolar, participación en proyectos de servicio comunitario y adquisición de habilidades necesarias para acceder a empleos con salario digno. Además de la capacitación técnica, también proporcionamos apoyo socioemocional continuo para ayudarlos a manejar los múltiples y complejos desafíos que enfrentan.


Espacios Públicos

El espacio público es un componente vital de una ciudad próspera. Estas áreas bien diseñadas y administradas son un activo clave para la funcionalidad de una ciudad y tienen un impacto positivo en su economía, salud, clima, seguridad, integración y conectividad. Al estar en algunas de las regiones más violentas del mundo, las altas tasas de homicidios y crímenes aumentan el temor de los ciudadanos, particularmente en el transporte público y espacios públicos. Esto contribuye a los bajos niveles de participación cívica, junto con la polarización y desconfianza social y política extrema. A través de nuestros programas de revitalización del espacio público, empoderamos a los ciudadanos a participar activamente en la creación, revitalización y mantenimiento de parques públicos, escuelas y centros de salud.