Conoce a Delmy

Published on 2 marzo, 2020 by Glasswing International

Mi nombre es Delmy. Estoy muy agradecida con el voluntariado porque ha sido un apoyo para mí y ha jugado un papel crucial en mi vida. Recientemente perdí a mi hijo y entré en una depresión muy fuerte. Me preguntaba por qué me había pasado a mí. Después de un tiempo, sentía la necesidad de disipar las penas y fue ahí que decidí hacerme voluntaria. Comencé en el Club de Fútbol y me ayudó mucho a distraerme. Aunque al principio fue muy difícil, luego se volvió un refugio para mí.

Pensé que el club era el indicado para ayudarme ya que al ver a tantos jóvenes, me dio ilusión pensar que a mi hijo le habría encantado ser parte de eso ya que él quería ser instructor de fútbol. Los jóvenes me escuchaban y me han apoyado desde el principio, dándome palabras de aliento y estando ahí para mí cuando los necesitaba. Me hace muy feliz sentir que me he convertido en alguien importante para ellos también y que hemos formado una amistad muy fuerte en la que nos apoyamos y escuchamos mutuamente porque todos cargamos con batallas distintas.

Después de un tiempo, mi esposo se unió al club y nos ayudó a ambos a salir del hoyo en el que estábamos. Nos ha ayudado también en nuestro matrimonio, ahora tenemos algo en común que disfrutamos hacer, ha mejorado nuestra comunicación y nos motivan las nuevas experiencias que nos esperan todos los sábados.

El club me ha dado un propósito en la vida, me ha enseñado que aún en medio del dolor se puede ayudar a los demás, dándoles amor y un poco de nuestro tiempo. Estoy muy agradecida de tener esta oportunidad, de abrirme las puertas y ser apoyo para mí, por haberme permitido aprender muchas cosas, convertirme en ejemplo para jóvenes y ver la vida desde otra perspectiva.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *